Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ingredientes

  • 1 base para pizza
  • 2 Mozzarella Galbani 
  • 5 calabacines pequeños
  • 50 g de jamón
  • 100 g de tomate frito
  • 1 cebollín
  • 1 diente de ajo
  • 1 lata de champiñones
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal, pimienta y orégano al gusto
  • Harina tipo 00

Paso a paso

Para preparar esta receta de pizza mozzarella sin lactosa empezaremos por poner una sartén a fuego alto y poner un chorrito de aceite de oliva. Cuando alcance la temperatura deseada bajaremos a fuego medio para sofreír en una sartén los calabacines cortados en rodajas con el ajo picado y una pizca de sal. Al terminar, los retiramos del fuego y los dejamos reposar mientras avanzamos con otros aspectos.

Para preparar la masa de pizza localizamos una tabla o base lisa y espolvoreamos sobre ella un poco de harina. Esto nos permitirá extender la masa sin que se pegue hasta conseguir el grosor adecuado y la tradicional forma redonda o la que desees si quieres innovar o hacer un poco más divertido el plato.

Con la forma deseada lista engrasaremos el molde o la fuente de horno que vayamos a utilizar con aceite de oliva o si lo prefieres, puedes utilizar papel para hornear. En él ponemos la masa y empezamos a añadir todos los ingredientes repartiéndolos de manera uniforme por la pizza.

El tomate frito, la Mozzarella Galbani cortada en daditos, los calabacines, el jamón en tiras y los champiñones laminados. Por último, espolvoreamos el orégano y cebollín picado. El último paso será recalentar el horno a 250º y, una vez que haya alcanzado la temperatura metemos a hornear la pizza durante unos 15 minutos aproximadamente.