X

¿Sabes cómo conservar tu queso en la nevera?

Te dejamos unos trucos infalibles para mantener el queso más tiempo en la nevera sin que se estropee. ¡No te los pierdas!

Muchas veces, cometemos el error de mantener nuestro queso recién comprado en el plástico en el que viene ya envuelto en el supermercado, una vez que éste está abierto… ¡Pues no! Desde Qué Quesos queremos informarte desde ya que el plástico, aunque sea el envasado original de nuestros quesos favoritos, no es el mejor material para conservarlos una vez estén abiertos en la nevera de nuestra casa. 

Si habéis comprado un queso que ya viene en plástico, lo mejor es que una vez abierto lo envolváis en el papel del que os hablaremos a continuación, ya que no queremos que nuestro queso, que al fin y al cabo se trata de un alimento fresco, pierda sus cualidades.

Eso sí, queremos que sepas que, si en alguna ocasión no te queda más remedio que envolverlo en papel film, debemos saber que el envoltorio debe quedar algo holgado para dejar “respirar” el producto pero sin que se nos reseque, evitando que se recaliente y pueda aparecer moho.

Papel encerado: ¡acierto!

Si eres un fanático del queso, como nosotros, seguramente has comprado tus quesos favoritos en alguna tienda especializada o en la sección de corte del supermercado. Te habrás fijado en que en muchos de estos establecimientos se suelen envolver las porciones en un papel parafinado o papel encerado.

Este papel es nuestro aliado perfecto para que el queso se mantenga perfecto durante más tiempo, envolviéndolo hasta que lo terminemos.

Este papel es muy parecido al papel vegetal, pero, como bien nos indica ya su nombre, tiene una capa de encerado de parafina o cera que lo convierte en el medio perfecto para conservar los alimentos.

Otras alternativas

Sí es verdad que hoy en día, dada la gran preocupación de la que vamos siendo conscientes de cómo conservar adecuadamente el medio ambiente, intentamos buscar métodos más sostenibles y generar menos residuos, por lo que en muchos casos nuestra alternativa pasa por buscar métodos reutilizables, que ya podemos encontrar fácilmente y que están fabricados con algodón y cera y que incluso, puedes aprender a fabricar en tu propia casa. 

En definitiva, no tienes excusa para conservar de la mejor forma tus deliciosos quesos y de, además, poner tu granito de arena y ser un poco más ecológico.