X

Quesos ligeros: ¿Cuáles incluir en tu dieta?

El tesoro de Grecia, no hay plato de esta región que se precie que no lleve queso feta. Se elabora con leche de oveja, hecho con cuajada curada en salmuera. El sabor es salado y ligeramente agrio, perfecto para platos ligeros que necesitan un toque de sabor.

Una de las bondades del queso feta es que se trata de un queso totalmente natural, es decir, no se utiliza ningún conservante artificial en su elaboración.

No solo es necesario utilizarlo en ensaladas, sino que también puedes añadirlo a recetas como: pizzas, empanadillas, con verduras al grill… ¡O simplemente con un toque de aceite de oliva!