Nota de cata – Flor de Esgueva Único

Flor de Esgueva Único es el secreto mejor guardado de Flor de Esgueva.

Se trata de un queso muy especial, que puede disfrutarse en una edición limitada para coleccionistas, presentado en una lata de cobre y envuelto en un papel especial.

Es un queso elaborado con leche cruda de oveja, que se madura durante un mínimo de 15 meses, lo que le hace uno de los tesoros en cuanto a quesos españoles se refiere.

Un queso Único con mayúsculas, porque no existe ninguno como él. Un queso artesano en estado puro que no puede faltar en la despensa de ningún gourmet y que defiende los mejores valores de la marca: calidad, tradición y tiempo.

Se elabora mediante una receta ancestral y cada pieza es volteada, aceitada y cepillada a mando de manera artesanal, mimando cada detalle de su producción.

Este queso tiene unas características organolépticas de excepción, en las que destaca un sabor intenso que perdura en boca, con pequeños matices picantes que resultan muy agradables.

Su corteza es de un color ocre muy intenso y uniforme, mientras que en su interior podemos distinguir una pasta de color pajizo que cambia uniformemente hasta acercarse a la corteza.

Distinguimos una textura escamosa y algo quebradiza con olor a leche cruda de oveja y frutos secos.

A la hora de consumir Flor de Esgueva Único, debemos dejarlo reposar durante al menos una hora a una temperatura de entre 18 y 22 grados.

MARIDAJE:

Aunque Flor de Esgueva Único es ideal para consumirse solo, ya que tiene un gran sabor que no debe ser camuflado, puede acompañarse de picos de pan, combinarlo con frutos secos como las nueces o las avellanas y con frutas como las uvas o el membrillo.

Para maridarlo, nada mejor que una copa de cava brut, y celebrar los mejores momentos con un gran queso.

También te puede interesar