El queso, una verdadera adicción

No podemos negar que España es un país amante del queso, tanto nacional (con más de 150 variedades diferentes) como internacional.

Y es que no podemos resistirnos a la hora de llegar a casa y cortarnos una cuña de queso, picar algunos trocitos acompañados de una copa de vino, o incluir el queso en muchas de nuestras recetas de pizzas, sándwiches, salsas, postres…

Además, con tantas variedades diferentes, se puede hacer feliz a cualquier persona, tenga los gustos que tenga.

Y es que ha quedado comprobado que el consumo de lácteos en nuestra alimentación diaria nos aporta diferentes beneficios para nuestra salud, como demuestra la campaña lanzada por la organización Inlac en la que se defiende el consumo mínimo de 3 lácteos al día.

Pero ¿realmente el queso puede causar adicción?

Estudios recientes de la Universidad de Michigan revelan que efectivamente, el queso tiene efectos adictivos.

¿La razón? El queso contiene una proteína llamada caseína, que contiene casomorfina, que consigue generar una agradable sensación de bienestar.

Pero tampoco hay que asustarse, porque precisamente comenzamos con esa pequeña adicción desde que probamos nuestro primer alimento, la leche materna.

Por eso, mucha gente tiene la famosa costumbre de tomarse un vaso de leche calentito antes de irse a dormir, ya que nos proporciona efectos relajantes.

Sabiendo todo esto, tú, ¿podrías resistirte al queso?

El queso, una verdadera adicción
4.8 (95%) 4 votos