Con queso conseguirás

que tus hijos coman verdura

Existen numerosos platos que combinan estos dos ingredientes que harán las delicias de los más pequeños de la casa. Unas brochetas divertidas de verdura o una pizza vegetal nunca fallarán.

Que los niños se coman todas las verduras del plato es el objetivo de todos los padres, pero este en ocasiones es algo arduo de conseguir por la reticencia mostrada por los más pequeños de la casa. Una propuesta para conseguirlo, es acompañar las verduras con un poco de queso tierno, algo a lo que nunca dice que ‘no’ un niño.

Y sobre todo si es de la marca El Ventero, que fue la primera en poner el queso tierno en el mercado y que se caracteriza por tener la mayor variedad de este tipo de quesos para que toda la familia pueda disfrutar con su sabor y textura. Así que combinando algunas verduras con cualquiera de estos quesos podrás hacer que tus hijos disfruten de unos alimentos que son imprescindibles en el crecimiento.

Por ello, a continuación exponemos las mejores ideas para conseguir que tus hijos coman verdura con el queso El Ventero como protagonista. Un gran consejo, según recomiendan los expertos, es que estos platos estén presentados de una forma divertida para despertar el interés de los niños en este tipo de comidas.

Ensalada con queso fresco o tierno

La ensalada y los niños no suele casar muy bien, pero puedes conseguir triunfar con este plato si añades unos trocitos tanto de queso fresco como de queso tierno. Una manera divertida para que los más pequeños de la casa coman sano y muy nutritivo. Con el tiempo les acabará gustando y lo pedirán siempre.

Bikini con queso fresco y bocadillo vegetal

Esta puede ser una forma de compaginar pan, verduras y queso en un mismo plato. Al tradicional sándwich mixto también se le puede llamar biquini y además de añadir un poco de jamón york y queso tierno, podrás incrementar su contenido con un poco de tomate, además lechuga e incluso algún espárrago. Creyendo que es el tradicional medio sándwich de jamón que coman, cuando prueben el primer bocado notarán la textura del queso junto con las verduras que les encantará.

Para merendar, la clásica comida de los niños es un bocadillo que puede sustituir a otras alternativas menos naturales como la crema de cacao o la bollería.

Puedes probar con un bocadillo vegetariano con queso fresco. A la barra de pan, sólo le tendrás que añadir lechuga, tomate, si quieres un poco de atún, además de queso fresco para que disfruten de una merienda única y muy buena para la salud.

Gazpacho con queso tierno light

Hacer un gazpacho es una gran forma de que tus hijos prueben las verduras sin que las sientan como tal. Por ello, dentro de todo este conglomerado de vitaminas y alimentos nutritivos que lleva el gazpacho, puedes añadirle unos taquitos pequeños de queso tierno light para que se deleiten con este ingrediente. Este plato es un éxito seguro para los más pequeños de la casa.

Crema de verduras con queso

Si no aceptan bien las verduras en formato sólido, puedes convertirlas en líquido haciendo una buena crema de verduras con los ingredientes que crees que tu pequeño aceptará de la mejor manera. Una vez tengas hecha toda la crema y esté sacada del cazo correspondiente, una gran idea puede ser complementar esta sopa con unos trocitos de queso tierno para provocar el interés de tus hijos en este plato. Esto no falla.

Revuelto de espinacas con gambas y queso

Las espinacas siempre se han considerado como un gran enemigo de los niños pero estas pueden resultar apetecibles si las comen de una forma distinta y divertida. Un método que nunca falla es hacer un pequeño revuelto con este ingrediente y añadirle unas gambitas que les sorprenderá. Si además añades un poco de queso tierno, el sabor de estos alimentos juntos les impresionará y conseguirás tu objetivo.

Brochetas divertidas vegetales con queso

La brocheta siempre suele estar relacionada con la carne roja pero a tus hijos también les podrás sorprender con una buena brocheta de verduras. Prueba con tomate, champiñones, pimiento verde, berenjena y un toque mágico de queso tierno light a taquitos, ¡no falla! Un consejo: procura que sean lo más divertidas y coloridas posibles para que llamen su atención y tengan ganas de probarlas.

Pizzas caseras vegetales con queso

A una buena pizza un niño nunca dice que no. Una buena idea para que coman verduras, es poner una base contundente de tomate y queso tierno y colocarle encima distintos vegetales y un huevo, que hará que los niños devoren este plato con los ojos cerrados.

Con queso conseguirás que tus hijos coman verdura
1.5 (30%) 2 votos