X

Tartiflette o patatas con queso a la francesa

<

Ingredientes

  • 500 g patatas
  • 3 cebollas
  • 200 g queso Brie o Camembert Président
  • 100 ml nata o de crème fraîche
  • 200 g bacon
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Sal y pimienta negra (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
Puntúa este artículo

Paso a paso

¿No sabes que es un tartiflette? ¡Pues si te encanta el queso y las patatas te vamos a descubrir un mundo nuevo de sabores al que no vas a poder resistirte!

Para empezar, te contamos que es un plato típico de la cocina francesa, que surgió en 1980 para aumentar las ventas del queso reblochón.

En esta ocasión, hemos querido probar otras variedades de quesos fundentes, así que os proponemos la opción de realizar esta receta con un brie o un camembert.

Y si hablamos de quesos franceses, entonces tenemos que decantarnos por la marca de quesos número 1 en Francia, Président, que nos ofrece la mejor gama para disfrutar de nuestro producto favorito. 

Lo primero que haremos será lavar bien las patatas y ponerlas a cocer enteras en agua con un poco de sal, sin quitarles la piel. Estarán listas en unos 20 minutos.

Aprovecharemos mientras se cuecen las patatas para pochar la cebolla, cortada en juliana gruesa, en una sartén con un poco de aceite, hasta que veamos que tiene una textura blandita y reservamos.

Cortamos el bacon en tiras finas y lo echamos en otra sartén, pero esta vez sin aceite ya que el bacon ya tiene su propia grasilla. Cuando esté tostado lo retiramos del fuego y lo mezclamos en la sartén de la cebolla. 

Con todos nuestros ingredientes mezclados, añadimos la nata (o la crème fraîche) y el vino, y dejamos que reduzca el alcohol durante un par de minutos.  

Como ya tendremos las patatas cocidas, debemos escurrirlas bien y dejamos que se enfríen un poco para poder pelarlas y cortarlas en rodajas de 1 cm de espesor.  

Después, las pondremos en un recipiente que sea apto para el horno. Colocamos una primera capa y las salpimentamos.

Encima de ellas pondremos la mitad de la cebolla y el bacon y volvemos a poner otra tanda de patatas y después, otra de cebolla.

Cortamos nuestro queso por la mitad y lo colocamos por encima de la torre de patatas, con la corteza siempre hacia arriba.

Precalentamos el horno y dejamos que se gratine nuestra receta a 190º durante 10-15 minutos, hasta que veamos que el queso está dorado. 

A la hora de consumirlo tenemos dos opciones, o presentarlo en una fuente y que cada comensal se sirva su propia ración, o servir cada una de las porciones en platos, pero siempre sirviéndose muy calientes. 

Puntúa este artículo




>