Sopa de cebolla

30'
Baja
6
Comida

Ingredientes

30'
Baja
6
Comida

Ingredientes

La receta de sopa de cebolla es la elección perfecta para luchar contra las bajas temperaturas. En cada cucharada encontrarás el mismo confort y calidez que da ver la lluvia a través de la ventana.

Paso a paso

El primer paso para preparar esta receta de sopa de cebolla con Emmental Président es tostar las rebanadas de pan y dejarlas a la espera para más adelante.
Después nos vamos a centrar en las cebollas, las pelamos, las lavamos y las cortamos en juliana fina (Truco: Si mojas el cuchillo antes de cortar la cebolla reducirás la sensación de picor en los ojos).

Para continuar ponemos una sartén al fuego lento con mantequilla Président, aceite y un poco de sal y echamos la cebolla en juliana. La movemos y dejamos que se poche hasta que quede blanda.
Al terminar escurrimos el exceso de grasa, cogemos un cazo y añadimos el caldo de carne tostado y la cebolla. Lo ponemos a cocer unos 20 minutos.

El último toque lo daremos directamente en las cazuelas individuales en las que vamos a servir la sopa de cebolla en la mesa. Echamos la sopa y la cubrimos con una loncha de queso Emmental Président. Encima colocamos las rebanadas de pan y espolvoreamos con el queso Emmental rallado Président

Para darle el toque final, gratina la sopa de cebolla en el horno hasta que se dore el queso.

Presentación

Como ya hemos señalado, la sopa de cebolla con emmental se sirve directamente emplatada y lo ideal es que lo lleves a la mesa recién hecha.

Además, admite ciertas variantes para que distingas y personalices tu receta. Así, se puede hacer la sopa con puerros, ajetes, hinojo, zanahorias, setas, trufas. Tienes la posibilidad de sustituir estos ingredientes en lugar de la cebolla o combinarlos entre sí.

Por otra parte, para preparar esta receta se puede utilizar todo tipo de pan. Si bien, el más apropiado es el de hogaza y que tenga ya varios días.

También puedes sustituir el Emmental Président por cualquier queso Président que funda y añadir un huevo escalfado, por ejemplo.

Tip de conservación: Si quieres guardar un poco de sopa lo tendrás que hacer antes de incluir el queso y el pan, de este modo podrás guardarlo en la nevera unos días o incluso congelarlos. Ahora bien, la sopa ya gratinada es de consumo inmediato.

Artículos relacionados