X

Risotto de calabaza y Flor de Esgueva Viejo

<

Ingredientes

  • 300 g de arroz
  • Un puerro
  • Una cebolla
  • 400 g de calabaza
  • Un vaso de vino blanco
  • Un litro de caldo de verduras
  • 200 g de Flor de Esgueva Viejo (150 g rallado y 50 g en finas lascas)
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Una nuez de mantequilla
  • Una ramita de albahaca
  • Aceite

Paso a paso

Lo primero que debemos hacer es cortar la calabaza en dados pequeños y la dejamos reservada para más adelante.

Luego cortamos la cebolla y el puerro finito y los sofreímos ambos a fuego lento con un chorrito de aceite. Cuando veamos que la verdura empieza a dorarse, añadiremos la calabaza, que habíamos cortado previamente, con un poco de nuez moscada y sal. 

Una vez se ha ablandado la calabaza, incorporamos el arroz sofrito, para que coja sabor y le añadimos a la mezcla un vaso de vino blanco. Ahora debemos esperar a que todo el vino se absorba por completo. 

A continuación, tenemos que agregar poco a poco el caldo (mejor si está caliente) hasta cubrirlo todo. 

Lo dejamos cocer a fuego lento, durante 20 minutos aproximadamente, controlando que no se pase el arroz de nuestro risotto de calabaza

En el último momento, añadiremos la mantequilla y el queso Flor de Esgueva Viejo que hemos tenido que rallar previamente. Una vez tengamos estos dos ingredientes en nuestro risotto, debemos remover y ver si hay que rectificar de sal.

Cuando estemos conformes con el punto de nuestro plato, apagamos el fuego, tapamos nuestro risotto y lo dejamos reposar durante unos minutos.  

Una vez esté listo, lo servimos en platos individuales, lo decoramos con finas lascas de queso Flor de Esgueva Viejo y, como toque final, le añadimos una ramita de albahaca.




>