X

Mac & cheese

<

Ingredientes

Puntúa este artículo

Paso a paso

Lo primero que debemos hacer es calentar una olla con agua salada para cocer nuestros macarrones. Es importante cuidar el punto de la pasta para que este plato quede perfecto, por eso buscaremos una textura más dura o como dicen los italianos, “al dente”, ya que terminaremos este plato calentando toda la mezcla en el horno (podemos aprovechar para precalentar el horno a 200ºC).

Mientras se van cociendo los macarrones, comenzaremos a preparar la salsa. Debemos preparar una bechamel utilizando la leche entera y la harina. Para ello, mezclaremos en una sartén la harina diluida en un poco de leche fría, para luego ir incorporando el resto poco a poco. 

Cuando tengamos la bechamel lista, añadimos la mostaza de Dijon y sal y pimienta al gusto. Así, lo dejamos calentar todo a fuego medio. 

Debemos tener cuidado y remover con frecuencia mientras la mezcla sigue cogiendo temperatura para ligar bien la salsa, hasta que ésta se convierta en una crema espesa.

Cuando la tengamos, simplemente debemos bajar el fuego al mínimo e incorporar el queso cheddar.

En todo este tiempo ya deberíamos tener la pasta cocida, por lo que la colocaremos en una fuente apta para el horno y verteremos la salsa sobre ella.

Y ya solo queda el toque final de nuestro plato, cubrir nuestros macarrones con queso, ¡con más queso! Para ello utilizaremos el Parmigiano Reggiano D.O.P. Rallado de Galbani, y lo gratinaremos durante 15 minutos hasta que tengamos el dorado perfecto.

Ahora viene lo mejor, disfrutar de los macarrones con queso o como dicen los americanos, ¡los mac & cheese perfectos!

Puntúa este artículo




>