Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Croquetas de patata con mozzarella

Te encantarán el sabor, la textura y la frescura de la Mozzarella Galbani. Por algo es la marca N1 en Italia. Tus recetas se merecen los mejores ingredientes y la Mozzarella Galbani será la clave en cualquiera de tus platos.

Ingredientes

Paso a paso

  1. Para comenzar, debemos pelar las patatas y trocearlas.
  2. En una olla pondremos agua a hervir con un poco de sal y una vez que esta esté caliente, añadiremos las patatas y las dejaremos cocer unos 15 minutos aproximadamente a fuego medio.
  3. Una vez cocidas, sacamos las patatas y las escurrimos bien. Con cuidado de no quemarnos las colocaremos en un bol y las aplastaremos con la ayuda de un tenedor, para conseguir la textura de un puré.
  4. En ese mismo bol añadiremos el queso parmesano Galbani y el perejil fresco picado.  Añadimos los dos huevos y mezclamos todo mientras salpimentamos.
  5. Este será el momento en el que podremos reservar nuestro puré de patata y congelarlo para una ocasión especial. Simplemente deberás conservarlo en papel film.
  6. Antes de darle forma a nuestras croquetas de patata, cortaremos nuestra Mozzarella Galbani en dados. Galbani, la marca número 1 en Italia, tiene una amplia gama de mozzarellas, por lo que podrás elegir entre la mozzarella clásica, mozzarella de búfala o incluso mozzarella light o sin lactosa.  ¡Perfectas para dar el toque italiano a tus platos!
  7. Con la ayuda de una cuchara, cogeremos porciones de nuestra mezcla de patata y aplastaremos las bolitas sobre la palma de nuestra mano. Después, añadiremos un trozo de nuestra mozzarella en el centro y la cubriremos, cerrándola en forma de bolita, que reservaremos en un plato. Este paso lo repetiremos hasta que nos quedemos sin puré.
  8. En una sartén, añadiremos aceite de oliva suave y dejaremos que se caliente al fuego. Si tenemos una freidora, podremos hacer este paso más fácilmente.
  9. En un plato batiremos los dos huevos y en otro añadiremos el pan rallado. Ya solo nos queda pasar nuestras croquetas de patata y mozzarella por el huevo batido y después rebozarlas en el pan rallado.
  10. Poco a poco iremos añadiéndolas al aceite caliente, moviéndolas para que se hagan por todos lados y friéndolas por tandas para que no se nos peguen.  
  11. Cuando las tengamos fritas, las retiraremos de la sartén y las colocaremos en un plato previamente cubierto con un trozo de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.