Croquetas de patata con mozzarella

0020'
Media
4
Aperitivo

Ingredientes

20'
Media
4
Aperitivo

Ingredientes

Una receta fácil y sencilla de croquetas de patatas rellenas de queso mozzarella que hará las delicias de toda la familia.

Puedes servirla como aperitivo o como plato principal acompañadas de una ensalada, de carne o de pescado.

¿Lo mejor? Que, si no tienes tiempo para prepararlas o tienes que preparar una comida improvisada, siempre puedes dejar congelada la masa y el día que te apetezcan freírlas en una sartén.

Paso a paso

Croquetas de patata con mozzarella
4.5 (90%) 2 votos

Para comenzar, debemos pelar las patatas y trocearlas.

En una olla pondremos agua a hervir con un poco de sal y una vez que esta esté caliente, añadiremos las patatas y las dejaremos cocer unos 15 minutos aproximadamente a fuego medio.

Una vez cocidas, sacamos las patatas y las escurrimos bien. Con cuidado de no quemarnos las colocaremos en un bol y las aplastaremos con la ayuda de un tenedor, para conseguir la textura de un puré.

En ese mismo bol añadiremos el queso parmesano Galbani y el perejil fresco picado.  Añadimos los dos huevos y mezclamos todo mientras salpimentamos.

Este será el momento en el que podremos reservar nuestro puré de patata y congelarlo para una ocasión especial. Simplemente deberás conservarlo en papel film.

Antes de darle forma a nuestras croquetas de patata, cortaremos nuestra Mozzarella Galbani en dados. Galbani, la marca número 1 en Italia, tiene una amplia gama de mozzarellas, por lo que podrás elegir entre la mozzarella clásica, mozzarella de búfala o incluso mozzarella light o sin lactosa.  ¡Perfectas para dar el toque italiano a tus platos!

Con la ayuda de una cuchara, cogeremos porciones de nuestra mezcla de patata y aplastaremos las bolitas sobre la palma de nuestra mano. Después, añadiremos un trozo de nuestra mozzarella en el centro y la cubriremos, cerrándola en forma de bolita, que reservaremos en un plato. Este paso lo repetiremos hasta que nos quedemos sin puré.

En una sartén, añadiremos aceite de oliva suave y dejaremos que se caliente al fuego. Si tenemos una freidora, podremos hacer este paso más fácilmente.

En un plato batiremos los dos huevos y en otro añadiremos el pan rallado. Ya solo nos queda pasar nuestras croquetas de patata y mozzarella por el huevo batido y después rebozarlas en el pan rallado.

Poco a poco iremos añadiéndolas al aceite caliente, moviéndolas para que se hagan por todos lados y friéndolas por tandas para que no se nos peguen.  

Cuando las tengamos fritas, las retiraremos de la sartén y las colocaremos en un plato previamente cubierto con un trozo de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Presentación

Te recomendamos que las sirvas inmediatamente después de freírlas para que el queso mozzarella esté totalmente derretido.

Puedes acompañarlas con la salsa que más te guste y ya simplemente ¡disfrutar!

Artículos relacionados