Queso Rollot

De textura suave y algo pegajosa

Sorprende por su sabor poderoso, salado, picante y con notas amargas en los ejemplares más afinados.

Elaborado con leche de vaca en Rollot, en la región de histórica de la Picardía, desciende de una tradición monástica y fue uno de los quesos predilectos de Luís XIV de Francia, quien lo introdujo en la corte.

Queso reconocible a simple vista por su moldeado redondo y corteza lavada con surcos, recientemente se ha empezado a vender una versión con forma de corazón llamada Coeur de Rollot.

Es un queso ideal para tablas y se degusta a menudo con vinos corpulentos y afrutados.

Puntúa este artículo