Queso Prästost

Con antecedentes eclesiásticos

Pues era el queso que se elaboraba en las iglesias suecas de la provincia de Smäland con el diezmo de leche que pagaban los campesinos, el Prästost (“queso del cura” en sueco) se fabrica hoy de forma industrial con leche de vaca pasteurizada y está presente en todos los comercios de alimentación del país escandinavo.

Es un queso semiblando aromático, especialmente cuando envejece y desarrolla un sabor más rico y ligeramente amargo.

También son habituales las variedades de Prästost en las que la corteza se lava con whisky y otros aguardientes y cambian sustancialmente el carácter del queso así tratado.

Puntúa este artículo