Queso Lancashire

El verdadero queso de Lancashire

Hoy desplazado demasiado a menudo por sus versiones industriales, es un queso intenso y salado hecho con leche cruda de vaca y madurado por término medio entre cuatro y ocho meses.

Procede de las granjas y queserías artesanas de este condado inglés y su elaboración sigue un proceso fuera de lo común, que consiste en mezclar las cuajadas de varios días sucesivos.

Los Lancashire más jóvenes tienen una textura quebradiza y un sabor más bien ácido, mientras que aquellos más envejecidos, en ocasiones hasta 24 meses, son realmente ricos, con notas herbáceas y frutales.

Justamente considerado como uno de los grandes quesos artesanos que se hacen en el Reino Unido, está protegido por una DOP.

Puntúa este artículo