Queso Cabrales

El queso cabrales es un queso de origen español, concretamente de la comunidad de Asturias

Características del queso Cabrales

No apto para cobardes, ni recomendable para aquellos que tengan miedo a la intensidad de un buen queso.

Afortunadamente, si estás en Qué Quesos quiere decir que ya tienes parte del camino hecho. ¡Ahora toca disfrutar sin temores de una denominación de origen inigualable!

La elaboración del queso Cabrales tiene mucho que ver con que sea el queso más famoso de Asturias. Se realiza con la leche de dos ordeños, el de por la mañana y el de por la noche, pudiendo utilizar leche de vaca con una mezcla de cabra, de oveja o de un mix de ambas.

La leche tiene que calentarse hasta llegar a una temperatura exacta, tras lo cual se le añade el cuajo animal, que puede ser un preparado industrial o venir directamente del interior de un estómago de cabrito lechal.

Se espera a que cuaje a temperatura templada y después la cuajada se rompe o se “despizca” en migas. Al dejarlo reposar, ya es posible separar el suero y llenar moldes cilíndricos hasta que desborden (lo que se conoce como “el copete”), sin necesidad de prensa.

Los moldes llenos se colocan en unas tablas de madera, para que goteen el suero que pueda quedar y empiece a secarse, proceso que durará varios días.

Es justo después de ese proceso cuando empieza el salado, primero solo por un lado y, pasados unos días, ya por el otro.

Entonces cuando empieza el proceso de maduración del queso Cabrales, en las cuevas naturales que se forman en los Picos de Europa. No vale cualquier cueva, sino que deben reunir una serie de requisitos, como mantener la temperatura a entre 8 y 12 grados, al 90% de humedad.

Este paso, esencial para que aparezca el hongo tipo penicillium, es imprescindible para este queso. Si no se dan las condiciones en este tipo de cuevas, no estamos ante un queso Cabrales.

Si alguna vez visitas una de estas cuevas típicas, te encontrarás con varias sorpresas. La primera, la presencia de arañas…que lejos de ser mala señal, se reciben con auténtica alegría, ya que garantiza que no haya moscas indeseables.

También puede resultarte llamativo que este tipo de quesos no se vuelve más duro con el tiempo, sino al contrario, parece reblandecerse con la maduración. Así, la corteza podría volverse tan blanda, que no llega a diferenciarse con el interior.

Mientras más mantecoso sea lo de dentro, que puede llegar a parecer directamente una crema, más picante y fuerte será su sabor. En el proceso de maduración, puede estar entre 3 o 4 meses y el tope oficial estaría en 12. En ese tiempo, su sabor se vuelve tan intenso que solo los paladares más acostumbrados pueden asimilarlo con placer.

El color tan característico se vuelve por un moho que le sale de forma natural. Pero no, no se elabora entre estiércol, ni debe contener gusanos, ni puede usarse como antibiótico.

Por raro que parezca, los falsos mitos del queso de Cabrales han contribuido, mal que nos pese, a aumentar su popularidad.

 

Origen del queso Cabrales

Entre las provincias de Asturias y Cantabria, nace algo más que un queso: una auténtica declaración de intenciones de calidad, tradición y un gusto exquisito.

Es una auténtica estrella dentro de la gastronomía asturiana, más concretamente por los Picos de Europa, en los Concejos de Cabrales y Peñamellera Alta. Esta región comprende las localidades de Rozagás, Cáraves, Oceño y, por supuesto, Cabrales.

 

Propiedades

Estamos hablando de un queso muy rico en calcio, pero también muy rico en sodio. Por eso, no es muy recomendable para personas con hipertensión, ni con tendencia a retención de líquidos.

Pero, si no estás entre este tipo de personas, enhorabuena y toma nota:

  • Previene las enfermedades de los huesos, como la osteoporosis.
  • Ayuda al crecimiento de las uñas y el cabello.
  • Es rico en vitaminas A, B5, B7, B9, B9, B12, C, D, E y K.
  • Recomendable su contenido en minerales, nutrientes y calorías.

 

Presentación

Tener visita y sacar un Cabrales ya es de por sí admirable, la verdad. Toda una lección de personalidad por tu parte.

Lo bueno es que esta variedad de queso tiene tanta presencia que con poco (unas uvitas por aquí, unos frutos secos por allá), es vistoso… y oloroso.

En serio: déjale el protagonismo que merece. Con un poco de pan, ya es inigualable.

Queso Cabrales
4.4 (87.5%) 8 votos

Datos:

Queso Cabrales

País de origen

España

Leche

Leche de vaca, cabra u oveja y sus posibles mezclas

Tipo

Blando, artesano

Textura

Cremosa, irregular

Sabor

Fuerte y picante

Aroma

Intenso

Información Nutricional:

Queso Cabrales

Calorías

392

Grasas totales

34 g

Proteínas

21,50 g

Lactosa

0,06 g

Fósforo

1067 mg

Calcio

358 mg