X

Queso Buxton Blue

Se trata de un queso azul muy similar al stilton

Características del queso Buxton Blue

Los hacedores del queso Buxton Blue se inspiraron en otro famoso queso inglés, el stilton. Si bien, respondieron a la demanda de versiones más ligeras y aptas para todos los públicos de este clásico.

Este queso se elabora con leche de vaca que proviene de los condados de Shropshire y Cheshire.

Su pasta resulta más firme que el silton y se caracteriza por tener un interior de color amarillo-naranja muy vivo, en el que resaltan vetas azules y rosadas.

Es curioso, pero los expertos comentan que tiene un regusto muy singular, el cual describen como parecido a la cebolla tostada y un sabor parecido al chocolate negro.

Podemos hablar de que es un queso muy cremoso, con una corteza de color rojizo que marca la diferencia.  

El queso Buxton Blue cuenta con su propia Denominación de Origen Protegida (D.O.P.), que especifica que solo puede producirse en Buxton, en el condado de Derby, con leche de vaca de las regiones aledañas.

Por desgracia para todos los amantes de este queso, el Buxton Blue no se elabora desde el año 2009 ya que la quesería encargada de su producción cerró sus puertas.

Se solía elaborar en forma cilíndrica y con un 45% de materia grasa en su composición, debiendo madurarse entre 10 y 12 semanas.

Origen del queso Buxton Blue

Durante el año 1870 en Derbyshire, se comenzó a fabricar queso al utilizar la leche que los arrendatarios mandaban al duque de Devonshire.

La fábrica en la que se elaboraba este queso se encuentra en Mendip Dairy Crest y comenzó produciendo queso stilton, pero decidieron crear el queso Buxton Blue en el año 1994 para satisfacer la gran demanda que existía.  

Se elaboraba con leche de DerbyshireNottinghamshire o Staffordshire, excepto si esta escaseaba, que se utilizaba la que había en las granjas vecinas de Shropshire y Cheshire.

Algunas sugerencias de presentación

Una de las cosas que más nos gusta del queso Buxton Blue es que es un queso apto para vegetarianos.

Puede ser el ingrediente perfecto a la hora de preparar ensaladas o incluso sopas, pudiéndose además untar en pan.

Se acostumbra a consumir con vinos fortificados como el Oporto y otros vinos dulces de postre.

Puntúa este artículo