Queso Emmental de la A a la Z, pasando por el mmmmm

¿Gruyère? ¡NO! Emmental, ¿qué tiene este queso que a todo el mundo engancha? Hoy descubrimos todas sus características, matices, particularidades para averiguar que lo hace único. ¿Te animas?

Muy a menudo cuando la gente habla de queso Emmental lo confunde con el queso Gruyère. A pesar de lo antiguo de su origen, de ser el más común de los quesos de pasta prensada y de ser, además, imprescindible en todas las casas… aún así hay mucho que conocer de él.

Gracias a Président, tenemos la oportunidad de adentrarnos en lo más profundo de este queso y así gozar de pequeños descubrimientos. Esta común confusión, por tanto, es solo uno de ellos.

Una cuña de queso emmental que tiene una parte cortada en daditos y desparramados sobre la madera en la que reposa y un pack de emmental Président

Una de sus principales características y por la que se le reconoce en todas partes es por los agujeros que tiene, formados durante el proceso de fermentación. Curiosamente se conocen con el nombre de ojos y pueden llegar a tener un diámetro de entre 1,5 y 3 cm.

Queso emmental: Mil combinaciones gracias a unas características que lo hacen único

Con un color que va desde el marfil al amarillo pálido, el elevado contenido en calcio del queso emmental y el hecho de que tenga un sabor único y que gusta a todos, lo convierten en la opción ideal para combinar en multitud de recetas, ya sean para el aperitivo, la comida o la cena.

Por otra parte, aunque Président nos da la oportunidad de disfrutar de él en diversos formatos: Rallado o en taco, por ejemplo, es interesante saber que su forma original no difiere de otros tipos de queso: es redonda. La pieza puede llegar a alcanzar los 130 kg y tener un diámetro que varía entre los 70 cm y un metro. Por último, respecto al grosor suele ser aproximadamente de entre 13 y 25 cm.

Recubierto por una corteza dura y seca de color amarillo dorado llega a alcanzar una producción de 260.000 t.

Queso emmental: Curioseando

Si quieres apostar con un maridaje con este tipo de queso, aunque lo puedes hacer con cualquier fruta y vino, lo ideal es que lo acompañes con un vino blanco ligero y afrutado de Saboya, momento en el que disfrutarás del mejor aroma a nuez. Nunca te arrepentirás.

Cuatro lonchas de queso emmental sobre una tabla

Como señalábamos antes, sus posibilidades son infinitas y si te gusta andar entre fogones puedes comprobar en cualquier momento lo bien que encaja en cientos de tus menús. Ya sea en fondue, con platos gratinados, en soufflé, con pasteles o quiches o con carnes en el queso emmental encontrarás al mejor de los aliados.

Queso Emmental de la A a la Z, pasando por el mmmmm
4.5 (90%) 6 votos

Artículos relacionados