Historia del
tiramisú italiano

Si habláramos de cocina italiana, es comprensible que a muchos se nos venga a la cabeza platos como la pasta, la pizza, la ensalada caprese o el risotto. Pero cuando hablamos de postres italianos, el rey por excelencia sería el tiramisú.

Es uno de los postres más conocidos tanto en nuestro país como a nivel internacional. Si eres amante de este postre italiano, te gustará saber el origen y la historia del tiramisú italiano o cuál de todas las variantes que podemos encontrar en su receta es la más auténtica.

Los orígenes del tiramisú: mitos, leyendas y realidad

Una de las leyendas más famosas sobre la historia del tiramisú cuenta que el duque de Toscana, Cosimo III De Medici, visitó Siena a finales del siglo XVII. Los pasteleros más importantes de la ciudad quisieron agasajarle preparando un postre en su honor que reflejara las virtudes del aristócrata. Mezclaron, por primera vez en un postre, el café para representar la fuerza, el cacao haciendo alusión a su virilidad y el mascarpone italiano, que mostraría su humildad. Este postre recibiría el nombre de “la Zuppa del Duca”.

Tras el éxito cosechado, la aristocracia veneciana se hace eco de este delicioso postre y se empieza a consumir en los burdeles venecianos por sus supuestas propiedades reconstituyentes y afrodisíacas, antes de sus encuentros amorosos. De ahí que el nombre de Tirami-sú en castellano se puede traducir como “levantar el ánimo”.

Otra de las leyendas se sitúa en los burdeles de Treviso, en los que la madame que los regentaba ofrecía a sus clientes un dulce de cortesía mientras utilizaba las palabras: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que “te tira su” (“tirar arriba”).

Pero ¿cuál es realmente la verdadera historia del tiramisú italiano?

Durante los años 70, en la región de Véneto, cuya capital es Venecia, el pastelero Roberto Linguanotto que trabajaba en el “Alle Beccherie”, propiedad de Ada Campeol, creó el primer tiramisú para que su entonces jefa se alimentara de este dulce reconstituyente, durante su periodo de lactancia.

Así en la región de Véneto, siguen luchando para que se reconozca como Especialidad Tradicional Garantizada.

Receta original

Tiramisú con bizcocho de soletilla

Como bien hemos comentado, existen numerosas variantes de este famoso postre italiano. Muchas veces originadas geográficamente o bien por gustos personales.

Si habláramos con un pastelero italiano sobre la auténtica receta del tiramisú, nunca podríamos utilizar palabras como “nata montada” o “crema pastelera” si queremos seguir manteniendo una conversación pacífica.

Y aunque posiblemente en la elaboración del auténtico tiramisú italiano no se utilizaba ningún tipo de crema (si bien no es algo verídico), hoy por hoy uno de los ingredientes principales, sin el cual no se podría realizar correctamente este tipo de postre, es el mascarpone italiano.

Puedes encontrarlo en marcas como Galbani en España, que disponen de esta variedad de queso dulce, originaria de la región de Lombardía e imprescindible para realizar este postre.

Además del queso, su elemento principal es el bizcocho de soletilla o como son más conocidas en Italia, “Galletas Savoiardi”. En sus variantes puedes encontrar bizcocho o galletas tostadas humedecidas en café.

El resto de ingredientes lo completarán los huevos, el azúcar, el cacao puro en polvo, el café, y algún licor tipo Amaretto para reforzar su sabor.

¿Quieres preparar el auténtico tiramisú italiano?

Ahora que ya conoces la historia del tiramisú italiano, puedes sorprender a tus invitados con este delicioso postre y su auténtica receta.

Si quieres innovar con nuevos sabores y texturas, Galbani tiene numerosas recetas perfectas para todos los gustos y paladares.

Historia del tiramisú italiano
4 (80%) 1 voto

Artículos relacionados