El aperitivo siempre es con Gran Capitán

¿Se te ocurre algo más apetecible que una copa de vino o un vermut de medio día con unas cuñitas de queso Gran Capitán Curado?

Si eres de los que le gusta el buen comer, un aperitivo de queso con una copa de vino no te deja indiferente.

El queso Gran Capitán Curado es la elección perfecta para amantes de los sabores de verdad. Reinventa los aperitivos de siempre con el sabor intenso y expresivo de los quesos Gran Capitán.

Los aperitivos de queso clásicos que nunca fallan: tradición y sabor

El queso Gran Capitán Curado, es el queso mezcla que nunca falla. Se elabora con a partir de combinacion perfecta y delicada de leche de oveja y vaca, que le aportan un sabor intenso y una textura firme. ¿Sabes cómo puedes realzar su sabor?

  • Cuñas de queso con frutos secos

Gran Capitán Curado es uno de esos quesos que maridan a la perfección con vinos tintos con cuerpo y personalidad. Y tu mejor opción si tienes invitados de última hora en casa.  Acompaña tu vino preferido con queso Gran Capitán Curado en su versión cuña cortada, tienes la suerte de que ya viene cortado en cómodos bocados. ¡Sacar del envase y listo!

  • Queso Gran Capitán con membrillo

El sabor inconfundible de los quesos Curados Gran Capitán, que le aportan sus más de 5 meses de curación, combina con el dulzor de frutas secas y membrillo. Puedes montar en casa unas brochetas de aperitivo de queso y membrillo. Para darles color puedes rematarlas con unos arándanos secos.

  • Tabla de quesos en el centro de una mesa de aperitivos

Otro aperitivo de queso que nunca falla es una completa tabla de quesos. Puedes montarla en el centro como pieza principal de una mesa de aperitivos variada. Acompaña los quesos de varios panes, tomates cherry y un pequeño bol con aceite de oliva. ¡El toque mediterráneo que gusta a todo el mundo!

queso Gran Capitán Curado sobre tabla de madera junto con un sombrero con una pluma

Queso Gran Capitán Curado, el ingrediente principal de tapas más elaboradas

La textura de Gran Capitán Curado, lo convierte en el ingrediente ideal, no sólo para degustar en su forma natural sino para incorporar a tus recetas. Con él conseguirás platos de un sabor intenso, irresistibles para todos los paladares.

  • Rollitos de hojaldre

Podrás dar a estos pequeños hojaldres la forma que desees. Sólo tienes que intercalar capas de lonchas de queso Gran Capitán y jamón serrano. Enrolla el conjunto, córtalo en medallones y mételo en el horno precalentado a 150 grados, un máximo de diez minutos. Espolvorea con hierbas provenzales al gusto y ¡a disfrutar!

Tabla de madera con rollitos de hojaldre de jamón y queso sobre un paño e una mesa de cocina.

  • Croquetas de queso curado

Cremosas, sutiles, delicadas… Sin duda la mejor versión de este clásico aperitivo. Añade a tu bechamel cremosa, pequeños taquitos de queso Gran Capitán Curado y un toque de nuez moscada. Una vez la bechamel está fría, forma bolitas, pásalas por huevo y pan rallado y frielas en aceite a temperatura media alta. ¡Para chuparse los dedos!

Cualquier momento es bueno para disfrutar del queso Gran Capitán Curado porque es pura historia: es el queso con el que se celebraron las batallas ganadas; el mismo que ahora sirves en tu mesa para compartir con tus camaradas.

Plato de croquetas de queso curado

El aperitivo siempre es con Gran Capitán
Puntúa este artículo