¡Todo sobre la ricotta!

La verdadera ricotta italiana trae a nuestra mesa un sinfín de maravillas y beneficios que aportarán a tu dieta ideal un gusto perfecto.

Es el caso de la Ricotta Galbani, nº1 en Italia, un placer del paladar que además completa tu menú para ofrecerte lo que necesitas. ¿Quieres conocer las virtudes de este queso suave?

  • Bajo contenido calórico

La ricotta es un alimento clave en dietas para perder peso en las que no se quiere renunciar al placer de un buen queso. Gracias a su bajo contenido calórico te ofrece la posibilidad de completar tus menús sin afectar a tu plan de adelgazamiento. De esta forma, no rompes las reglas que tanto esfuerzo requieren y disfrutas de todo el sabor de este queso gracias a sus propiedades adelgazantes.

  • Proteínas

La ricotta puede estar elaborada con leche entera o desnatada. Para que nos hagamos una idea, en el caso de ser preparada con leche entera, una porción del queso ricotta te aporta más de un cuarto de las proteínas diarias recomendadas. Rica en aminoácidos esenciales, la ricotta es fácilmente digestible. 

¿En qué te puede ayudar este aporte de proteínas?

Es ideal, por ejemplo, para aumentar tu masa muscular. Completar tu dieta junto a ejercicio diario, además, puede servirte para ver mejores y más rápidos resultados.

Todo ello, sumado a la cantidad de agua que aporta la ricotta, te proporciona una base perfecta de hidratación y te ayuda en la ingesta de los dos litros diarios de agua recomendados.

  • Calcio

¿Sabías que la ricotta italiana es una fuente de calcio perfecta? El calcio protege toda tu masa ósea, algo fundamental para evitar accidentes o roturas. Es un beneficio que, por suerte, se puede atribuir a los productos lácteos de forma generalizada, pero lo más interesante es que una porción de ricotta te da un cuarto de calcio diario recomendado.

¿Se te ocurre una forma más deliciosa de consumirlo y conseguir unos huesos fuertes?

  • Grasas

¿Es posible la prevención de enfermedades gracias a la dieta? Hace tiempo que la ciencia demostró que una dieta sana nos ayuda a fortalecer nuestras defensas y hacer frente a posibles problemas.

A ello contribuye la ricotta, dado que sus ácidos grasos son ricos en omega 3 y 6.

¿Cómo influye esto en tu salud?

El omega 3 ayuda a mantener un equilibrio de los ácidos grasos en el organismo y acelera el metabolismo. Sus beneficios son numerosos, ayuda en la protección del corazón y el cuidado de la piel y la vista, por ejemplo.

  • Vitaminas y minerales

La ricotta es una fuente de fósforo, ácido fólico y vitaminas del grupo A, E, K, B12, lo que aporta grandes beneficios en etapas fundamentales de la vida como puede ser: el desarrollo de los niños o en aquellos momentos en los que precisamos regular nuestro metabolismo.

  • Cosmética

Ahora llega el turno de las curiosidades, y aunque a priori no pienses en este uso lo cierto es que el queso ricotta es utilizado como un potente truco antienvejecimiento. Incluido entre los ingredientes de una mascarilla casera de yogurt o miel puedes evitar la sequedad de la piel, mejorar la elasticidad y frenar su deterioro.

El amplio abanico de propiedades que aporta la ricotta lo convierte en el queso ideal para todos con la posibilidad añadida de que al tratarse de un queso blando y suave sus combinaciones en la cocina son infinitas. Es un producto totalmente versátil, que te permite consumirlo en multitud de recetas y de las formas más variadas.

Si todavía no lo eres, prueba la Ricotta Galbani, nº 1 en Italia y te convertirás en un auténtico amante de este magnífico queso.