De Italia a la mesa:

postres con queso y frutas

Italia siempre ha hecho de la gastronomía un arte y su excelente cocina siempre ha tenido una gran aceptación en todas las partes del mundo.

La pasta o la pizza se comen en todas las partes del mundo pero la cocina italiana también se caracteriza por poner encima de la mesa una gran variedad de postres donde los principales protagonistas son el queso y las frutas.

Porque el queso es un alimento que compagina con todo y que se puede tomar en una gran cantidad de variedades, ya sea a modo de un simple picoteo acompañado por una copa de vino, o en su vertiente dulce acompañado por frutos rojos en un postre como el tiramisú de cerezas. Así que para que puedas triunfar con tus recetas y los invitados a tu casa queden obnubilados ante tus artes culinarias, a continuación, te relatamos los mejores postres con queso y fruta provenientes desde Italia que no dejarán a nadie indiferente.

Tiramisú de cerezas

El tiramisú es uno de los postres más famosos del mundo entero y el que mayor carisma tiene dentro de todo el planeta. Y es que este manjar cumple la máxima ‘desde Italia al resto del mundo’ y la de combinar un excelente producto como las frutas y el queso mascarpone Galbani que está consolidado como el queso número uno en Italia y es líder en especialidades queseras desde hace 130 años. Será el aliado perfecto con el que conseguirás preparar el auténtico tiramisú italiano.

En este caso nos hemos decantado por las cerezas, pero también casa bien con el melocotón u otro fruto rojo cualquiera.

Así que para elaborar este postre típico del norte de Italia tienes que tener claro que necesitarás queso mascarpone, cerezas, azúcar, huevos y bizcochos. Para comerlo en perfectas condiciones, tendrás que tener en cuenta que después de haber hecho toda la crema con sus bases correspondientes de bizcocho, tendrás que tenerlo un tiempo en la nevera porque el tiramisú es un postre que se debe comer siempre frío.

Albaricoques rellenos con Mascarpone

Los albaricoques rellenos con queso también se han convertido en un postre muy reconocido hoy en día y una de sus principales ventajas con respecto al resto es que es muy fácil de elaborar. Para deleitarte con este manjar sólo tendrás que tener a mano unos albaricoques, queso mascarpone Galbani (https://galbani.es/quesos-galbani/galbani-mascarpone-250g), azúcar, almendra croncanti y un poco de caramelo. Para llevar a cabo esta receta algo imprescindible es hervir los albaricoques junto al azúcar y canela. Por otro lado, tendrás que mezclar el queso junto a las almendras. Después, simplemente tendrás que rellenar los albaricoques con la crema de mascarpone y si quieres añadirle un poquito de caramelo o incluso fideos de chocolate.

Helado de queso y frutos rojos

Innovar con los helados se ha puesto muy de moda en los últimos años y, cómo no, el queso también se ha convertido en protagonista en este tipo de postres que sí que es cierto que requiere de una elaboración más sofisticada. Para ello tendrás que tener en tu cocina, tres yemas de huevo, azúcar glas, queso mascarpone, nata, para montar, leche entera y frutas del bosque como por ejemplo fresas, arándanos o moras.

Para convertir todos estos ingredientes en un delicioso helado tendrás que mezclar el queso mascarpone y la nata con una crema espumosa y montada obtenida después de batir tres yemas de huevo con azúcar y leche caliente. Después simplemente tendrás que meter esta mezcla en el congelador y, cuando lo saques, a partir de añadir las frutas, también podrás poner por encima queso rallado para que el sabor sea más fuerte y la experiencia más agradable. 

Tarta de queso

La tarta de queso, también conocida como Cheesecake, se ha convertido en un postre que ha traspasado fronteras y que es reconocido en todo el mundo. Y además, con el paso del tiempo se ha demostrado que se puede hacer de mil maneras. Eso sí, con el queso mascarpone y la fresa o arándanos siempre como protagonistas. Este es uno de los postres más antiguos de la historia ya que según cuenta la leyenda, el primer pastel de queso se elaboró alrededor del 700 a. C. en la antigua Grecia antes de que el país fuera conquistado por los romanos, que fueron los que expandieron por Europa y por todo el mundo este maravilloso dulce.

De Italia a la mesa: postres con queso y frutas
4.6 (91.43%) 7 votos