El queso y el Food Pairing

Descubre todo acerca del Food Pairing y aprende cómo combinar correctamente diferentes tipos de queso.

Aunque no es nada nuevo, ya que se viene hablando de este concepto desde hace años, programas tan conocidos de nuestra parrilla televisiva como MasterChef lo vuelve a poner en el candelero y consigue que la mayoría de nosotros se interese y quiera descubrir todo sobre este término: “Food Pairing”.

Y es que todos tenemos claras ciertas combinaciones de alimentos que casan perfectamente, pero gracias al Food Pairing descubrimos que hay alimentos que funcionan a las mil maravillas con otros que no creíamos posibles.

¿Qué es exactamente el Food Pairing?

Aunque el nombre no nos ayude mucho si no sabemos inglés, si lo traducimos al español ya nos da algunas pistas “Food Pairing” sería algo así como “Emparejamiento de comida”.

Fue Brite Heston Blumenthal el primero en experimentar todas las posibilidades de esta nueva tendencia, combinando el chocolate con otros alimentos salados. Así descubrió que algo tan dulce como el chocolate blanco, podía armonizar con alimentos tan extraños como el caviar.

Puede que parezca algo revolucionario pero esta técnica no es nada nueva, ya que es la misma que se ha utilizado desde hace siglos a la hora de preparar los más embriagadores perfumes. Para que un buen perfume funcione, las combinaciones entre cada uno de sus ingredientes tienen que ser perfectas para así poder crear un conjunto de notas que escriban las mejores armonías.

Por ello, Heston se puso en contacto con un productor de perfumes François Benzi, el cual le ayudó a reflexionar sobre este fenómeno y así descubrir que, aunque ciertos alimentos se consideren totalmente diferentes, pueden compartir los mismos sabores principales.

Fue el bioingeniero belga, Bernand Lahousee, para muchos considerado el padre del Food Pairing, el que se encargó entonces de combinar los distintos alimentos y crear este nuevo concepto. Para ello, necesitó establecer una lista de productos que, a través de sus aromas, combinen con otros diferentes, creando así maravillosas recetas.  

¿Para qué sirve el Food Pairing?

Como bien hemos comentado, a la hora de pedir un plato hay muchos factores que lo hacen irresistible. Aunque siempre se ha dicho que la comida entra por los ojos, es el olfato el sentido que más utilizamos a la hora de fijarnos en un alimento.

Gracias a él, podemos percibir los diferentes sabores, algo que nuestra lengua no consigue distinguir al 100%.

Y es que quien no ha entrado en una pastelería, en un restaurante, o en un supermercado y simplemente con apreciar algunos olores no se ha podido resistir a probar ese delicioso alimento del que se ha enamorado.

Es verdad que, como muchas otras cosas hoy en día, existen amantes de este método y también detractores. Mientras que cocineros de gran renombre ya lo emplean día a día en sus cocinas y preparan deliciosas combinaciones, otros creen que se tratan de combinaciones impensables y simplemente consideran que hay alimentos que es mejor no unir, aunque sus aromas los delaten.

Pero por lo general, el Food Pairing nos ayuda a elaborar deliciosas y no tan complejas recetas que están llenas de contrastes.

Gracias a ello, también conseguimos pistas sobre cómo podemos maridar ciertos alimentos con un producto que contenga los mismos aromas. Así, descubrimos nuevas combinaciones con vinos, aceites, licores…

¿Cómo realizar una combinación de Food Pairing?

Para comenzar, debemos diferenciar las propiedades organolépticas de un alimento y saber las moléculas aromáticas de las que está compuesto.

Así se puede desarrollar un esquema alimentario creando una especie de árbol genealógico, pero en este caso solo forado por alimentos.

Ya se han analizado más de 1.300 alimentos y bebidas diferentes, buscando así las distintas coincidencias. Cuantos más aromas tengan en común dos alimentos distintos, mejor funcionará su unión.

Y es que un único alimento puede tener más de 700 compuestos aromáticos diferentes. por lo que es importante desglosar ese perfil del sabor del producto y conservar sólo aquellos componentes que tienen un sabor común al del ingrediente original.

El mundo ideal para inspirar a los mejores chefs y para los amantes de la cocina.

Cualquiera puede crear nuevos emparejamientos gracias a la página oficial del Food Pairinig y aunque esté en inglés, resulta muy sencilla de utilizar.

Nosotros hemos querido usarla para crear la relación de alimentos de nuestro producto favorito, el queso.

Pero es que el mundo del queso, como ya sabemos, es muy extenso, por lo que existen diferentes “emparejamientos” dependiendo del tipo de queso que queramos analizar.

Así, que hemos seleccionado solo algunos para crear la mejor mezcla entre quesos y Food Pairing.

El queso y el Food Pairing

Como buenos locos del queso, nos encanta conocer las distintas coincidencias que el Food Pairing nos puede ofrecer y realizar las combinaciones más deliciosas e inimaginables. ¡Un mundo nuevo por descubrir!

De todas las variedades diferentes de queso, hemos seleccionado y analizado 10 de ellas, descubriendo las mejores parejas posibles.

Presta atención porque seguro que más de una te sorprende. ¡Empezamos!

Queso Camembert

El queso camembert es originario de la región de Normandía.

Tradicionalmente se elaboraba con leche cruda de vaca, pero actualmente se suele elaborar con leche pasteurizada. Tiene una corteza suave enmohecida en su superficie y una crema amarilla.

En cuanto a la textura, se caracteriza por ser un queso blando y muy cremoso.

Podemos disfrutar del mejor Camembert gracias a marcas como Président, número 1 en Francia, que nos lo presenta en diferentes formatos y variedades.

¿Y qué nos dice el Food Pairing sobre el queso Camembert? Pues que es perfecto para combinar con mantequilla y fresas. Es verdad que eso no nos sorprende tanto, ya que todos amamos comer una tostada con camembert y un poco de mermelada de fresa, por ejemplo. Pero es interesante aprender que también puede funcionar con el coco o es perfecto a la hora de degustar con queso gorgonzola.

Aquí la lista completa:

  • Mantequilla
  • Fresas
  • Cangrejo
  • Carne de cangrejo
  • Coco
  • Jamón Ganda
  • Jamón Bayona
  • Bacon
  • Queso Gorgonzola
  • Salsa de soja

Queso Brie

El Queso Brie destaca por su pasta blanda con una corteza fina enmohecida, completamente comestible. La manera tradicional de elaborar este tipo de quesos es utilizando leche cruda de vaca, aunque en la actualidad se suele preparar con leche pasteurizada principalmente.

Tiene un color amarillo claro y una textura muy cremosa, perfecta para untar. Aunque suele tener un sabor suave, si se aumenta su tiempo de maduración puede obtener sabores más fuertes.

Al igual que el queso camembert, Président también nos presenta su gama de productos con queso Brie, alguno incluso bajo en calorías. ¡Irresistibles!

Tras analizar el queso Brie con el método Food Pairing, nos sorprende averiguar que es en este caso otro queso el que consigue la mejor combinación gustativa. Se trata del queso Gorgonzola, y al parecer no existe una pareja mejor.

El queso Brie también funciona muy bien al combinarlo con mantequilla o yogur, y maridarlo con una copa de cava.

Aquí la lista completa:

  • Queso Gorgonzola
  • Mantequilla
  • Yogur
  • Cava
  • Bacon
  • Guayaba
  • Sidra de manzana
  • Fresas
  • Jamón Bayona
  • Leche

Queso de cabra

Los quesos de cabra, como su propio nombre indica, son todos aquellos quesos elaborados exclusivamente con leche de este animal.

Podemos encontrar varios tipos de quesos de cabra con diferentes características, desde pastas más blancas y frescas, hasta pastas azules o enmohecidas, que nos aportarán diferentes aromas y sabores.

El queso de cabra y el Food Pairing nos deja algunos resultados sorprendentes y otros no tanto. Ya sabíamos que esta variedad de queso funciona a la perfección con otros lácteos como el yogur o con las fresas. Algo que no sabíamos es que, a la hora de maridarlo, sus mejores acompañantes son el whisky y el cava, y que si queremos cambiar las fresas por otra fruta, la papaya será una buena sustituta.

Aquí la lista completa:

  • Yogur
  • Fresas
  • Whisky
  • Cava
  • Rúcula
  • Mantequilla
  • Crema de leche
  • Papaya
  • Leche
  • Lubina

Emmental

El queso emmental proviene de Suiza y tiene un gran parecido con el queso gruyer, pues ambas elaboraciones se realizan con leche de vaca y tienen característicos agujeros (ojos) en su interior.

Se presenta en grandes ruedas que van recubiertas de salmuera que consiguen darle el toque curado y envejecido durante todo el proceso de maduración que puede durar de 3 a 6 meses.

Tiene una textura blanda de fácil corte, con un color amarillo apagado. Un aroma sabor suave con toques de nuez, que se consiguen al madurar mínimo más de dos meses desde su elaboración.

¿Qué alimentos combinan mejor con este queso? Pues analizando el queso Emmental con el Food Pairing descubriremos que los tres alimentos que mejor funcionan con esta variedad de queso son el jamón de bayona, el queso gorgonzola y el pan en tostadas. Puede que no sean ingredientes extraños para nuestro paladar, pero si avanzamos un poco podemos encontrar chocolate negro, fresas o piña. ¡Nunca lo habíamos pensado!

Aquí la lista completa:

  • Jamón Bayona
  • Queso Gorgonzola
  • Pan tostado
  • Aceite de oliva de la variedad Arbequina
  • Chocolate negro
  • Mantequilla
  • Pan de chapata
  • Angostura
  • Fresas
  • Piña

Roquefort

El roquefort es un queso francés elaborado con leche de oveja. Proviene de la región de Causses del Aveyron y tiene su propia Denominación de Origen Protegida (DOP).

Este tipo de queso azul se elabora con leche de oveja de raza Lacaune, ya que es la única que puede vivir en las difíciles condiciones climáticas de la región de Causses.

Tiene un sabor intenso al igual que su olor, que puede causar rechazo en un primer momento mientras que es muy apreciado para otras personas, siendo catalogado como un queso de un gran sabor por el sector más profesional. Podemos disfrutarlo gracias a marcas como Société.

Analizando el queso Roquefort con el Food Pairing e intentando averiguar qué alimentos pueden combinar mejor con el potente aroma y sabor de este queso, descubrimos que las frutas pueden ser sus grandes aliados, al aportar un toque dulce y cítrico al roquefort. El queso emmental también destaca como una de las mejores parejas.

Aquí la lista completa:

  • Queso Emmental
  • Kiwi
  • Guayaba
  • Sidra de manzana
  • Manzana verde Granny Smith
  • Cerveza Westmalle Tripel
  • Cerveza Westmalle Dubbel
  • Naranjas
  • Piña
  • Melón

Mascarpone

El queso mascarpone tiene origen italiano. Proviene de la región de Lombardía, al norte de Italia. Por eso, no es de extrañar que la marca Galbani, número 1 en Italia, lo tenga entre sus mejores variedades.

Se trata de un queso fresco que se obtiene a partir de la crema de leche, la nata y el ácido cítrico o ácido acético.

Gracias a sus ingredientes consigue una textura consistente y cremosa, de un color amarillento claro, tirando al blanco y de un sabor dulce, que lo hace perfecto para la elaboración de postres, como por ejemplo el Auténtico Tiramisú Italiano.

Pero, además de utilizarlo para preparar este delicioso postre, el Food Pairing nos muestra que el queso Mascarpone funciona a la perfección si se combina también con alimentos salados como puede ser el bacon o el lomo de cerdo.

Aquí la lista completa:

  • Bacon
  • Lomo de cerdo
  • Nueces
  • Cerezas
  • Cacahuetes
  • Frambuesas
  • Pasas
  • Albaricoque
  • Cointreau
  • Batata

Mozzarella (elaborada con leche de vaca)

Otro de los productos estrella de Galbani es su Mozzarella, ya que es uno de los quesos más famosos de la cocina italiana. Es originaria de las provincias de Caserta y Salerno.

Preparada a base de leche de vaca, es un queso graso, con una superficie lisa y un interior muy jugoso que puede utilizarse tanto fresco como tierno.

Al poder utilizarse de manera natural, puede consumirse tanto frío como caliente en ensaladas, pizzas o incluso seco para rallar y hornear.

Pero ¿qué resultados nos sale buscando Mozzarella en Food Pairing? Pues el jamón era un resultado bastante esperado, pero también nos proporciona pistas a la hora de maridarla, como puede ser con ron, cerveza estilo Westmalle o cava.

Aquí la lista completa:

  • Jamón Bayona
  • Ron Havana
  • Cerveza Westmalle Tripel
  • Cerveza Westmalle Dubbel
  • Cava
  • Mango
  • Bourbon
  • Piña
  • Cerveza Ommegang Charles Quint
  • Anacardos

Mozzarella (elaborada con leche de búfala)

La Mozzarella de búfala se distingue del resto de mozzarellas ya que esta se elabora con la leche de dicho animal, lo que le proporciona un sabor mucho más intenso.

Por eso, es diferente los resultados que nos muestra el Food Pairing con Mozzarella de búfala.

Los primeros puestos nos muestran que la mantequilla es la mejor opción, seguida del Cointreau como maridaje y el bacon o el lomo de cerdo. ¡Qué ganas tenemos de preparar una receta con estos ingredientes!

Aquí la lista completa:

  • Mantequilla
  • Cointreau
  • Bacon
  • Jamón Loin
  • Fresas
  • Jamón Bayona
  • Aceite de oliva de la variedad Arbequina
  • Chocolate con leche
  • Angostura
  • Mango

Gorgonzola

El queso gorgonzola se emplea frecuentemente en la elaboración de platos italianos, por lo que Galbani nos presenta su variedad más cremosa.

Este queso se caracteriza por tener un sabor dulce, aunque también existe el gorgonzola picante, que posee un sabor mucho más intenso y aromático.

Lo que más nos ha sorprendido al analizar el queso Gorgonzola en Food Pairing, es que son tres variedades de queso las que mejor combinan con él: el queso gruyere, el emmental y el queso brie. ¡Aquí la cosa va de quesos!

Aquí la lista completa:

  • Queso Gruyere
  • Queso Emmental
  • Queso Brie
  • Chocolate negro
  • Bacon
  • Jamón Loin
  • Mantequilla
  • Plátano
  • Guayaba
  • Cerveza Stout

Crema de queso

El queso crema tiene una textura untuosa y un sabor suave, fácil para todos los paladares. Es muy popular ya que se utiliza para extender en tostadas y se comercializa en envases de plástico, muy similares a los de la mantequilla y la margarina.

A menudo se consume como desayuno, para untar en tostadas y bagels y para elaborar cremosos postres.

Hoy en día podemos encontrar variedades light o con sabores como ajo y finas hierbas, queso azul…

Este es el último queso que hemos analizado. El Food Pairing nos dice que el queso crema va perfecto si lo acompañamos de fresas o yogur, algo que no nos sorprende mucho, pero que también se puede emparejar con el té negro o incluso con la carne de cangrejo.

Aquí la lista completa:

  • Fresas
  • Té negro
  • Yogur
  • Pan de chapata
  • Mantequilla
  • Café de la variedad Arábica
  • Cerveza del tipo Gueuze
  • Filete de pato
  • Cangrejo
  • Carne de cangrejo

Ahora solo nos queda lo mejor, amantes del queso: ¡Preparar las mejores y más creativas recetas con nuestro alimento favorito! ¡Esperamos vuestras propuestas!

El queso y el Food Pairing
4.7 (94.44%) 18 votos