X

El queso: la fuente de la juventud

¿Sabías que, según un estudio, el queso tiene el secreto para una vida más larga?

¡Nunca un estudio científico nos había gustado tanto! Y es que, como buenos amantes del queso, lo que nos faltaba era que nos dieran más razones para comerlo.

Un estudio realizado en la Universidad McMasters de Canadá afirma que comer dos o más porciones al día de queso puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares e infartos. ¿Cómo te quedas?

¿Hemos encontrado la fuente de la juventud gracias al queso?

¡Pues parece que es posible amigos Qué Queseros! Y es que ya hablamos en otro artículo de los beneficios de consumir 3 lácteos al día. Parece que los amantes de los lácteos tenemos la batalla ganada.

En el estudio realizado se involucraron unas 130 mil personas de 21 países distintos, para poder evaluar los hábitos alimenticios de cada una de ellas, y así descubrieron que aquellas en las que el consumo de lácteos se hacía de manera menos frecuente tenían un índice de mortalidad mayor.

Especialmente eso ocurría en países en los que el consumo de productos lácteos es mucho menor, es decir que en la lista no encontramos ni a Europa ni a América del Norte, donde se suele consumir de manera más frecuente.

Nosotros lo tenemos claro… ¡el queso es nuestro mejor amigo!

Puntúa este artículo

¿Queréis más razones para verificar este estudio?

Pues si no teníamos suficiente con el estudio canadiense, en la Universidad de Texas A&M han descubierto que el queso también contiene una molécula que nos alarga la vida. ¡Qué viva el queso señoras y señores!

Esta molécula recibe el nombre de espermidina (“spedermine” en inglés) y parece ser que, según las pruebas realizadas, nuestra esperanza de vida podría ser prolongada, pasando de los 81 años a vivir por encima de los 100. 

Además, no solo hablamos de longevidad, sino que la espermidina podría ayudarnos a prevenir el cáncer de hígado y la fibrosis hepática. ¡Casi nada!

Es verdad, que son nuevos estudios y que debemos ir con cautela hasta poder probar al 100% la eficacia de la suplementación de esta molécula, aunque nosotros, por si acaso, ya nos estamos preparando una buena tabla de quesos con las variedades que más nos gustan. 

¿Dónde se halla esta molécula?

Podemos encontrarla en grandes cantidades de queso, preferiblemente el curado, así que en España no tenemos problema a la hora de consumirla… pero también la encontramos en otros productos como champiñones, patatas, coliflor, brócoli o frutas como las manzanas.

¿Se te ocurre alguna receta donde mezclar todos estos productos? ¡Nos encantaría recibir propuestas!

Pero ¿existe algún estudio que corrobore toda esta teoría? ¡Pues sí! Desde 1995, y durante 10 años, se han analizado concretamente a 829 personas con edades comprendidas entre los 45 y los 84 años y parece ser que, tras analizar su alimentación, todos aquellos que consumían más espermidina tenían menor riesgo cardiovascular y mejor presión arterial

Así que ya sabemos, si queremos vivir más solo tenemos que seguir una buena dieta mediterránea y que no falte en la mesa nuestro producto favorito: el queso.

Puntúa este artículo