Concurso bocados con queso:

Enrique Zubillaga vence

Salmorejo con berenjena para los vegetarianos, croquetas de jamón para los clásicos y Burratina de Flor de Esgueva y tomate marinado para ganar el concurso Bocados con queso 2018.

El chef Enrique Zubillaga  exhibe una fórmula culinaria infalible: productos de la zona e innovación en el concepto, basta echar un vistazo a la carta de su restaurante en Madrid, Lamadrid, para comprobarlo.

Bocados con queso, el concurso

Este 2018 el Concurso Bocados con queso ha celebrado su octava edición. El objetivo del certamen es premiar a los jóvenes chef amantes del queso que inviertan su ingenio y buen hacer en tapas singulares y diferentes donde el queso sea el protagonista.

Tanto estudiantes como cocineros con su propio restaurante se presentan al concurso organizado por Lactalis Foodservice Iberia cada temporada dentro de la cita Madrid Fusión. La primera fase se desarrolló en Facebook donde los aspirantes a finalistas colgaron las fotos de sus tapas, la receta de elaboración y la lista de ingredientes en la que, por supuesto, debía estar presente el queso como principal elemento.

Cinco chefs más compitieron junto con Enrique Zubillaga por el primer premio en la VIII edición, pero fue el dueño de Lamadrid el que logró conquistar al jurado formado por profesionales de la restauración y de la gastronomía, presidido por Martín Berasategui e integrado también por Ivan Cerdeño Lopez, Mario Sandoval, Elena Lucas y Ricardo Vélez.

Burratina de Flor de Esgueva y tomate marinado

Más de 50 tapas de queso aspiraban a ser la elegida como bocado de queso 2018 y fue la Burratina de Flor de Esgueva y tomate marinado la vencedora como tapa perfecta en todos los puntos de valoración: presencia, ensamblaje entre ingredientes, creatividad y técnica.

El sabor ha sido clave, según el jurado, en la victoria y su máximo responsable ha sido el queso Flor de Esgueva elegido por el chef Zubillaga para esta creación. Le ha aportado a esta exclusiva burratina la personalidad necesaria para enamorar al tribunal.

La tapa Zubillaga habla  mucho de su autor como cabe esperar y supone un reflejo fiel de su forma de interpretar la cocina: estilo cántabro con matices madrileños.

  • Pasión por los quesos. Siendo dos de sus quesos predilectos la burrata y el queso ibérico.
  • Innovación en la creación. Confeccionar una burrata a partir del queso ibérico Flor de Esgueva es, según el jurado, una propuesta arriesgada y altamente atrevida con una cota de creatividad muy elevada.
  • Trabajo y perfecta fusión. La cocina de Zubillaga es igual que esta tapa que con el trabajo y estudio de sabores y texturas, ofrece una burrata perfecta.

Zubillaga se ha mostrado muy emocionado al ganar este concurso de tapas y son muchos los que ya le han pedido en redes sociales que implemente la Burratina de Flor de Esgueva y tomate marinado a la carta de tapas de Lamadrid para poder disfrutar de este bocado. No hay duda de que este concurso es; una oportunidad para ganar imagen, diferenciarse de la creciente competencia y ofrecer alternativas sabrosas en un momento tan genuino como es el tapeo.

Concurso bocados con queso: Enrique Zubillaga vence
Puntua este artículo

Artículos relacionados