5 maneras de disfrutar de una ensalada caprese

Atrévete a reinventar un clásico de la cocina italiana (cuyos colores representan la la bandera italiana) con estas ideas que te presentamos.

El origen de la ensalada caprese

La popular ensalada caprese proviene de la isla de Capri, que está justo en frente de Nápoles.

Una vez dijo una escritora que no valía la pena perderse la maravillosa temperatura y clima de la isla por cocinar, así que en los años 50 nace este plato que rápidamente se hizo famoso por su calidad y sencillez.

Y es que pensar en tomate natural, albahaca, mozzarella y aceite de oliva como bases para montar algo rápido es una buenísima idea. Saludable, colorida, sabrosa, fácil de preparar y por supuesto, ¡disfrutar!

Pero entonces… ¿merece la pena innovar?

SÍ, con estas 5 ideas.

De nada.

 

 

En este plato, la berenjena se reboza con ajo y pan rallado, mientras que el tomate lo presentamos en forma de salsa. Te encantará si eres amante de la ensalada caprese, pero también necesitas un toque de  innovación. ¡Aquí tienes la receta completa!

Necesitarás 3 mozzarella Galbani 125g para un plato de 4 personas.

Plato de queso y berenjenas con vaso de salsa en el centro

 

 

El pesto convierte cualquier plato en un éxito. De origen italiano, significa literalmente machacar, y en la receta original que proviene de Génova, se especifica que un buen pesto debe prepararse machacando los ingredientes con un mortero. Allí la valoran tanto, que hasta tienen hasta un “Consorzio dil Pesto” para que se respete la forma original de preparación.

Y además, tiene una ventaja extra: se puede congelar. Por tanto, merece la pena preparar una generosa ración para que pueda servir en próximas ocasiones.

Descubre cómo preparar este plato estrella en 10 minutos con 2 bolas de Mozzarella Galbani.

Plato de ensalada caprese con pesto sobre mantel de rayas azules

 

 

He aquí una ensalada caprese sorprendente en presentación, colores y sabores que no dejará a nadie indiferente.

La textura del albaricoque junto a la suavidad de la mozzarella es sin duda una combinación ganadora. Más si se añade la dureza de las almendras como elemento sorpresa.

Descubre cómo prepararla en unos minutos ¡No te arrepentirás!

Plato con rodajas de albaricoque y queso con lechuga sobre mantel verde

 

Seguro que conoces a alguien que con cualquier elemento que rescate de su nevera, hace una auténtica obra de arte culinaria. O que cuando vas a su casa, te saca algo tan ridículamente delicioso que piensas que le habrá costado una fortuna y le habrá llevado horas prepararlo.

Entonces esa persona suelta: ¡Qué va! Ni lo uno ni lo otro.

Pues ¿sabes una cosa? la próxima vez, con esta receta caprese di mare, esa persona vas a ser tú.

Solo necesitas 2 bolas de Mozzarella Galbani (125 g), unas gambas y unos langostinos, para montarte un plato exquisito y muy equilibrado.

Mozarella cortada en tabla sobre paño y mesa de madera

 

Cerramos esta enumeración de variantes de la tradicional caprese con un plato que se encuentra a mitad de camino entre la caprese por antonomasia y la ensalada campera.

¿Por qué? Porque incorpora mayonesa, huevo y patata. 

 

No lo pienses más: dedica 30 minutos a hacer feliz a tu estómago con esta receta fácil y sabrosa. ¡No olvides la mozzarella Galbani!

Por supuesto, hay más opciones, variaciones e ideas que estamos deseando degustar. ¿Nos cuentas la tuya?

5 maneras de disfrutar de una ensalada caprese
Puntúa este artículo