¿Te atreves con el maridaje perfecto? Quesos y aceite

El maridaje entre queso y aceite de oliva virgen extra nos trae la mejor combinación de alimentos mediterráneos.

Desde hace miles de años, el aceite y el queso han estado unidos. Se comenzó conservando el queso sumergido en aceite, pues con ello se conseguía mantenerlo durante más tiempo.

Una tradición que sigue vigente en nuestros días. Marcas como Flor de Esgueva, con una gran tradición quesera, cuidan sus quesos hasta en el último detalle. Por ello, sus maestros queseros no solo cepillan sus quesos y los voltean a mano, sino que les dan un ligero baño en aceite, consiguiendo el ritual perfecto.

Un aceite para cada queso

El aceite no solo nos ayuda a prolongar la vida del queso, sino que es un potenciador de su sabor.

Los matices del aceite de oliva armonizan los perfiles aromáticos del queso logrando la excelencia.

Por esta razón podemos elegir cualquiera de las 200 variedades de aceite con las que contamos en nuestro país, para maridarlo con nuestros quesos.

Dentro de los quesos que nos ofrece Flor de Esgueva podemos encontrar diferentes variedades.

Flor de Esgueva Viejo y Flor de Esgueva Carácter son quesos elaborados únicamente con leche cruda de oveja, es decir que no está pasteurizada.

Ambos son quesos de larga maduración. El primero un mínimo de 7 meses mientras que el Carácter se madura un mínimo de 9. Por ello tienen un sabor curado muy marcado.

Al degustar Flor de Esgueva Viejo puedes apreciar su textura mantecosa con un sabor amable a la vez que potente.

En Flor de Esgueva Carácter, el sabor es aún más intenso con toques picantes.

Ambos quesos de oveja son perfectos para maridar con un aceite de intenso aroma a frutos secos y con cierto picor, que consiga potenciar todas las propiedades del queso.

Queso Flor de Esgueva Viejo y aceite de oliva

Combinación ganadora

Tal es el resultado de combinar aceite y queso, que Flor de Esgueva y AOVE 1881 han ganado el premio ‘Mejor Alimento elaborado con aceite de oliva como atmósfera de conservación o ingrediente principal’ que en esta primera edición han otorgado los Galardones WOOE (World Olive Oil Exhibition).

Ambas marcas son reconocidas por su proceso de elaboración artesanal, donde la tradición es la clave para permanecer inalterables en el tiempo.